Visión 360 grados del negocio, en todo momento

Visión 360 grados del negocio, en todo momento

En la economía moderna toda organización está inmersa en un mercado altamente competitivo,  por eso, requiere un sistema que le permita disponer de la información contextual necesaria para tomar decisiones, aquella relacionada con un evento en particular, en tiempo real, y considerar a la empresa como un todo interconectado, con estrategias y tácticas que alineen el trabajo de todas las áreas y contribuyan al logro de los objetivos globales y particulares establecidos.

¿Qué tan importante es una visión 360°?

El conocimiento efectivo es un gran valor para las empresas que buscan mantenerse competitivas y con una presencia fuerte en sus mercados; la observación y la medición constantes facilitan la sinergia entre las diversas áreas,  la agilidad de la operatoria, la disminución del riesgo y la resolución de conflictos.

Por ello, es necesario implementar proyectos para optimizar procesos y funciones, aprovechando las innovaciones tecnológicas, que permitan obtener, difundir y gestionar de un modo inteligente, y acceder a diversas aplicaciones mediante la ejecución  de reglas de transformación y presentación en diferentes formatos.

En este contexto, se hace indispensable recurrir a herramientas que posibiliten disponer de un enfoque permanente e integrado de los indicadores clave de los procesos de negocio (KPI), favoreciendo contar con información permanente para definir acciones correctivas en tiempo real; información que deberá disponer de distintos tipos de acceso, según perfil de usuarios y que se organice en un tablero de control, de fácil configuración y utilización.

El diseño de una estrategia para una visión 360° de la empresa eficiente, por lo tanto, incluirá el monitoreo de los indicadores, la identificación y realización del seguimiento de  las variables que ayuden al éxito de la gestión y aquellas que requieran una urgente modificación, por ser disfuncionales.  Los reportes, tanto históricos, como en tiempo real, aportarán información relevante que toda organización moderna debe poder administrar en forma óptima, para un mayor control de las actividades realizadas en un período y un ágil formato de consultas de acuerdo a las necesidades de cada momento.

En resumen, la disposición de información contextual, cuando se encuentra correctamente implementada, integra datos, procesos y una funcionalidad entre todos los sistemas y aplicaciones en una sola solución.

Teniendo en cuenta estos desafíos, nuestra plataforma ClinkGO constituye la oferta más completa del mercado,  ya que fue diseñada para abordar de forma integral el negocio, adaptándose a las necesidades y operaciones de cada empresa, gracias a su arquitectura flexible y a su versatilidad para la customización.

Esperamos que este artículo le haya sido de utilidad y, ante cualquier inquietud sobre cómo mejorar o implementar una visión 360 grados en su compañía, no dude en comunicarse con uno de nuestros especialistas.

Acompañando la evolución del negocio

Acompañando la evolución del negocio

En toda organización, sin importar la industria en la que se desenvuelva, es imprescindible poder definir y gestionar los procesos de negocio que conformarán la actividad diaria, contemplando todas las áreas involucradas en el core business; desarrollar los procesos basándose en el Ciclo de Mejora Continua permitirá planificar, ejecutar, medir y corregir distintas variables críticas, como tiempos de respuesta, recepción de casos de soporte, ordenamiento de visitas técnicas, seguimiento de cobranzas, uniformidad en la atención al cliente (independientemente del canal por el que interactúe con la empresa), la adecuación a nuevos marcos regulatorios, etc.

La visión integral y el control sobre los procesos y recursos intervinientes, son una tarea que actualmente se ven apoyadas por soluciones informáticas, que facilitan la gestión organizacional en diversos aspectos.
Al momento de tener la certeza de que un cambio debe ser inminente, será necesario contar con las herramientas adecuadas, que permitan un “time to market” exitoso y rápido, asegurando que todos los componentes participantes trabajen en sinergia, evitando caídas del flujo de información entre áreas, y trazando una máxima coordinación operatoria.

¿Cómo gestionar el cambio?

Como mencionamos previamente, una vez identificada la necesidad de un cambio, la ejecución será clave para lograr los resultados esperados, al tiempo que se asegure que los usuarios internos y externos no sientan complejidad en la transición, y se alcancen los objetivos del negocio.
Contar con una solución de gestión flexible, que permita adaptarse a los constantes desafíos del mercado y a los objetivos empresariales, se vuelve un valor agregado en sí mismo, frente a un entorno competitivo y cambiante.

Las tomas de decisiones basadas en datos reales, y en proyecciones estadísticas, identificando oportunidades, e incrementando la rentabilidad, se vuelven, por lo tanto, parte integral de una planificación estratégica que determine los ajustes necesarios.

Teniendo en cuenta la importancia de los factores mencionados y la metodología del Ciclo de Mejora Continua, hemos diseñado ClinkGO, una herramienta pensada desde el concepto de “Ciclo de Vida del Proceso”, por lo que establece cuatro pasos que hay que implementar para lograr el mejoramiento continuo:
1. Modelar: se definen, diagraman y documentan los procesos de negocio que conforman la actividad de la empresa
2. Automatizar: luego del diseño del proceso, se traducen todas las actividades y reglas de un negocio a un sistema informático
3. Ejecutar: se ponen a prueba de todas las definiciones previamente establecidas
4. Mejorar: se analizan las posibles mejoras, que pueden surgir porque se han detectado problemas, porque los propios miembros de la organización proponen alternativas más eficaces, por cambios en los hábitos de consumo de los clientes, etc. El impacto que tendrán también es considerado al momento de tomar la decisión de llevarlas a cabo.

Cada una de estas etapas son definidas por diferentes componentes que permiten, mediante el uso de un ambiente gráfico y dinámico, la retroalimentación constante de la solución. Una vez completada la etapa final, se vuelve a la primera y se repite el ciclo de nuevo, de modo tal, que las actividades son reevaluadas en forma periódica para incorporar posibles mejoras, como parte de la estrategia organizacional.

Si desea mayor información sobre cómo mejorar sus procesos de negocio, nuestros especialistas están a su disposición para despejar sus dudas.

Transformación digital de los procesos de negocio

Transformación digital de los procesos de negocio

En la actualidad es muy común leer o escuchar sobre la importancia de la transformación digital de las empresas. Pero, ¿qué significa dicho término?

En un contexto donde las economías son inestables, donde aparecen y se fortalecen competidores disruptivos, como Uber, Airbnb, Amazon – solo para mencionar algunos casos-, es decir, emerge competencia no tradicional, que ingresa al mercado de una forma totalmente imprevisible; donde las normas regulatorias son inciertas, donde los clientes demandan atención personalizada 24*7, donde las empresas enfrentan desafíos que requieren respuestas ágiles en todas sus áreas, la transformación digital es un cambio de modelo de gestión, poniendo el foco en la innovación, el relacionamiento efectivo y personalizado con los clientes, y en la incorporación de servicios avanzados, apoyados en el uso de tecnologías digitales.

¿Cómo comenzar con esta evolución en las organizaciones?

Nos hemos encontrado con muchos profesionales que, sinceramente, creen que contando con un CRM, o un ERP, o un BPM, o redes sociales, o e-commerce, poseen un capital que les permite ubicarse dentro de este movimiento. Pero  la transformación digital de una organización no es solo la adquisición de tecnología digital, sino la  modernización y reinvención  en la forma en que se desempeña, gracias a dicha tecnología. Ello implica la necesidad de diseñar una estrategia y planificar tácticas que permitan avanzar hacia la agilidad de los procesos organizacionales.

Por lo tanto, se hace indispensable contemplar a la organización desde un punto de vista holístico, disponiendo de los recursos necesarios para que el core business oriente dicho cambio. Esto permitirá, por ejemplo, encontrar las áreas donde mejorar la productividad en forma crítica, identificar las oportunidades para los negocios, disminuir el impacto de las amenazas externas, mejorar la lealtad de los clientes y, como resultado, mejorar la rentabilidad y afianzarse con posiciones líderes en el mercado.

La transformación digital no es una opción:

La digitalización es un camino de redefinición de las dinámicas empresariales para lograr los objetivos comerciales.

¿Qué beneficios aporta la transformación digital?

Básicamente, podemos citar 4 ventajas:

  • Mejora la experiencia del cliente
  • Incrementa la eficiencia operativa
  • Provee el acceso a información relevante, en tiempo real
  • Revela nuevos modelos de negocios

¿Cómo emprender la evolución digital?

El primer paso, como mencionamos anteriormente,  es describir correctamente el core business, para, luego, poder integrar la tecnología al negocio. Los diversos procesos, las tareas, los recursos humanos, deberán trabajar en sinergia, aprovechando soluciones que les permitan sacar provecho del ciclo de vida de tecnologías diseñadas para Big Data, Cloud, Movilidad e Internet de las cosas.

La transformación digital conlleva el diseño de una estrategia integral, con procesos de estandarización y mejora continua incluidos; abre, sin dudas, la posibilidad al crecimiento que todos persiguen, con la experiencia satisfactoria del cliente como tema clave (ofreciendo personalización, omnicanalidad y agilidad en el servicio).

Implementar la evolución digital  no solo permite bajar costos operativos, permite, principalmente,  innovar en los modelos de negocio y acceder, así, a nuevas fuentes de ingresos.